gipuzkoakultura.net

Logo de la Diputación Foral de Gipuzkoa
Logotipo gipuzkoakultura
Martes, 22 de agosto de 2017
Peter Handke
GIPUZKOAKULTURA.NET > GUÍAS DE LECTURA > PETER HANDKE, TODAVÍA
PETER HANDKE - UN ESCRITOR A CONTRATIEMPO

Simultáneamente a los primeros estrenos de sus obras teatrales y a las apariciones de sus libros nació el personaje controvertido. Al nombre de Peter Handke se añadían por igual títulos como “el mayor escritor joven de lengua alemana” y la calificación de huraño y misántropo. Acusado de narcisismo y de autopropaganda, de habitar una torre de marfil, mientras se destaca su caracter huidizo, de la gente y, desde luego, de toda fama mediática. En verdad resulta un personaje singular, elogiado y atacado con igual virulencia: bien desde la perspectiva del “compromiso”, bien del gusto literario, e incluso desde ámbitos mucho más pedestres.

Se trata de un autor de originalidad indiscutible que, desde hace cuatro décadas, escribe y publica trabajos de variados procedimientos y formas que resultan muy difícilmente clasificables. Y es así porque quien ha llegado a ser uno de los nombres fundamentales de la vanguardia literaria en Europa había marcado posiciones ya en sus comienzos con sus intervenciones en el congreso del “Grupo 47” en Princeton (1966) en contra de la llamada literatura “revolucionaria” y “comprometida”. Según él, ésta era continuadora del lenguaje del crímen, lo que hacía preciso un modo más radical de revolución y compromiso mediante el desmantelamiento del propio lenguaje. Una propuesta inicial que mantendrá su fidelidad de ruptura con el pasado, de buscar un mundo distinto y digno del hombre, no desde alguna instancia diferenciada, sino renovando el lenguaje, concediendo la fuerza liberadora, o purificadora, a la fantasía y al arte.

La preocupación de Handke por el lenguaje le impulsa a desmontar los mecanismos internos de la palabra y a afirmar que “hay hombres comprometidos, pero no escritores comprometidos”. Al lado de Günter Grass, por ejemplo, quien recientemente declaraba: “Me comprometí como ciudadano, un ciudadano que tiene el oficio de escritor”, recordando su toma de postura en favor de un partido político (el SPD, entre 1961 y 1994), en Handke puede leerse: “La cuestión no era: yo en tanto que escritor, sino más bien: el escritor en tanto que yo” (La tarde de un escritor).

Creador de metanarraciones, en cada una de sus páginas la narración parece trascenderse a sí misma para devolvernos algo como la patria perdida, a la misma sustancia ética del mundo. De este modo cumple con un presentimiento anunciado en Imágenes de la repetición: “El relato, en esto consiste la moral: actúa de modo que puedas representarte tu acción como un relato (actúa de tal forma que sus acciones puedan formar un relato)”.

La página es “su deuda social” a la que se enfrenta cada día. Y mientras la literatura de Handke procura desarrollarse fuera de las convulsiones de la actualidad, paradójicamente se vió inmerso en ardua polémica sobre la sangrante cuestión balcánica por su pretendida defensa de los serbios no alineados con Milósevic. O en el caso de su último libro, La pérdida de la imagen o Por la Sierra de Gredos, acusado de adentrarse en una levedad evanescente que parece ignorar las proyecciones utópicas desde un principio presentes en su literatura.

Licencia Creative Commons. Pulse aquí para leerla
2007 Departamento de Cultura, Juventud y Deporte - Diputación Foral de Gipuzkoa
Para conectar con nosotros mediante skype pulse aquí
Logotipo Gipuzkoa.net. Pulsar para ir a la página de Gipuzkoa.net